Mark Powell y la fotografía como instrumento de libertad

Mark Powell, fotógrafo. (Miguel González)

Capacita a Niños en situación de riesgo, a fotógrafos profesionales y amateurs y proyecta realizar un libro sobre la identidad lagunera.

El artista norteamericano tiene 12 años radicando en la CDMX. Aseguró que la problemática de violencia, discriminación, racismo, venta de droga y violencia, es similar en México y Estados Unidos.

Invitado a realizar una residencia artística donde comparte experiencias y conocimientos con niños fotógrafos que se reúnen en el taller Chapala, dirigido por el maestro Miguel Espino, el artista Mark Powell indicó en entrevista para Milenio que la elaboración de la imagen fotográfica permite encontrar caminos para descubrir una voz personal e intransferible.

“Estamos pensando hacer un libro sobre Torreón. Esta es noticia fresca y ustedes son los primeros en saber”.

Con residencia en México, este fotógrafo norteamericano expresó que la imagen urbana, más que ser un registro de la cotidianidad, es un camino por donde confluyen emociones que permite al hacedor de la instantánea el sentir empatía por los más vulnerables.

Yo soy de Detroit, Michigan, y mi ciudad se mantiene en crisis, lo que pasa en mi ciudad pasa en muchas de México con la venta de droga y violencia, mi país es muy violento y ahora como que estamos viendo la luz en otro lado“.

Me fui a CDMX tengo 12 años viviendo en la Ciudad de México y he estado trabajando en Faro Oriente (Fábrica de Artes y Oficios) que es un programa que empezó el gobierno de la CDMX como escuelas que se pusieron en barrios en crisis en donde se cambia al barrio por la educación“.

Powell dijo que en ese sentido lo que realiza con los niños de la colonia Chapala, de Gómez Palacio, Durango, es una sencilla colaboración donde el maestro y los estudiantes aprenden mutuamente.

Mi primera meta es pensar en la independencia, en la seguridad y en que ellos pueden celebrar su barrio, el descubrir su voz personal y lo que tienen que expresar“.

La cámara es una herramienta, un instrumento que permite expresar lo que está dentro de ellos y también es un camino para que salga la emoción, que alivia de presión, del estrés y que les permita sentirse libres al final“.

Con un taller que no prioriza los aspectos técnicos, Mark Powell refirió que su trabajo se concentra más en un concepto de celebración de la cámara y la vida que registra.

En el caso de los ejercicios que realizó con los niños, dijo que le impresionó su nivel discursivo.

Conectan con sus mentes y su parte creativa. Una niña me sorprendió. Le pedí de tarea salir y buscar un objeto, una cosa o una escena que represente algo de ti, una metáfora o símbolo porque la fotografía es un lenguaje, al final más complejo pero que al mismo tiempo es simple porque los niños buscaron una metáfora de ellos“.

El resultado, de acuerdo al fotógrafo fue fascinante. Una niña buscó trocitos de caucho en una cancha con césped artificial:

Ella hizo un grupo de cauchos y tomaba uno y lo separaba. Eso la representaba y es muy bonita señal porque está pensando en sí misma, ‘Yo tengo una visión particular, individual y ellos son mis amigos, mi familia, pero ahora estoy independiente de ellos, estoy viendo las cosas diferentes’, qué bonita metáfora, la verdad“.

Libro fotográfico con identidad Lagunera

En colaboración con fotógrafos locales, el artista Mark Powell, quien actualmente dirige dos talleres en la Comarca Lagunera, indicó que en una segunda visita que realizará en un mes y medio, conformará un equipo donde participarán fotógrafos locales con la finalidad de realizar un libro sobre la identidad lagunera.

Yo no conozco específicamente la historia de la región pero la verdad es que es la misma en todos lados, porque en Detroit es lo mismo, existe una historia de racismo, una crisis económica y una de clases“.

Igual aquí (en México), yo veo una crisis económica fuerte, división de gente con dinero y la que no tiene dinero, y la división que crea la violencia“, apuntó el artista.

Con el enfoque puesto en la violencia y sus formas, este fotógrafo apunta que si se viaja a Caracas, Venezuela, o Iztapalapa, en la Ciudad de México, se verán los mismos rasgos pero la panorámica arroja que la ultraviolencia se apreciará con fiereza en los países del primer mundo, producto del mercado y sus exigencias de competencia.

El comercialismo propicia el ignorar las cosas, entonces yo hago talleres no solamente con niños, hago talleres con jóvenes ricos también, y hago la misma cosa, observar el racismo, con el poder de la fotografía hay muchas formas de expresar, pero permite liberarse“.

Powell recalcó que el lenguaje del fotoperiodismo puede ser oportuno y directo pero se necesita ampliar la visión del trabajador de prensa para poder sentir una mayor empatía con los vulnerables y hacer un trabajo humano.

Los mejores fotógrafos tienen su voz personal y su trabajo logra tener independencia, se trata de no caer en la máquina de propaganda, de la presión del gobierno, la presión de la violencia en las amenazas, la expresión debe ser libre”.

“Estamos pensando hacer un libro sobre Torreón. Esta es noticia fresca y ustedes son los primeros en saber“.

Sería un libro muy bonito, clásico, como de café pero muy interesante, celebrando el talento que tiene Torreón“, apuntó Powell. Miguel Espino complementó que se realizarán talleres y de ellos se seleccionará la obra.

“Platicando ahora con Mark surgió la inquietud de hacer una segunda parte de talleres con miras a hacer una publicación que hable de la identidad del lagunero a través de la promoción de los lugares icónicos pero buscando conservar tradición e identidad y que la publicación sea de un colectivo“.

Se hará la selección de un cuerpo de trabajo de fotógrafos laguneros, en eso nos va a apoyar Mark, principalmente“.

Colectivo Chapala irá a encuentro nacional

Los niños que integran el colectivo Chapala mantienen en puerta su cuarta exposición colectiva y asistirán en marzo a un encuentro nacional de fotografía que se realizará en Aguascalientes, informó Gerardo Iván García Colmenero, director de la oficina regional de Culturas Populares en Lerdo, Durango.

Como particularidad, además cuentan con la asesoría del fotógrafo estadounidense Mark Powell, quien se concentra en que los menores puedan desarrollar historias visuales.

“El proyecto contempla una residencia artística de un fotógrafo especializado, en este caso por una sugerencia muy buena es que llega Mark Powell con nosotros y es una gran experiencia, sobre todo para los niños de conocer a alguien fuera que tenga un trabajo diferente con este tema tan importante que es la fotografía de calle que seguramente a ellos les va a encantar”, dijo García Colmenero.

Por su parte Miguel Espino, titular del taller, acotó que los chicos se encuentran muy entusiasmados desde que inició el trabajo y más ahora que Mark refuerza las clases.

Han cambiado mucho desde que iniciamos, su participación es más activa y están siendo más creativos y se trabaja ya no en función solamente de tomar la foto, ya están concretando resultados muy interesantes y ayer con las prácticas que puso Mark los vi muy entusiastas, interesados y se divirtieron totalmente con la forma de trabajar“.

Con 20 niños y adolescentes, Espino explicó que el grupo se ha mantenido con algunas deserciones e ingresos y que ya cuentan con nociones del manejo manual de la cámara y controlan un poco más la iluminación, son más conscientes de lo que hacen y trabajan con la compensación de exposición y el uso de flash y luz natural.

Se estuvo trabajando con ellos previo al taller de Mark con un poquito de narrativa y de estar buscando la construcción de historias con sus fotografías, yo creo que ahora consolidamos esa parte porque se tuvo buen resultado desde mi punto de vista“, refirió Miguel Espino.

De esta manera este colectivo va a su cuarta exposición. El encuentro nacional gracias a la vinculación que Miguel Espino realizó con el colectivo Las Pargas en Aguascalientes, los niños podrán viajar con sus papás y permanecerán tres días tomando clases y compartiendo experiencias.

Bar Garcés realizará encuentro fotográfico

“Mi primera meta es pensar en la independencia, en la seguridad y en que ellos pueden celebrar su barrio, el descubrir su voz personal y lo que tienen que expresar”.

El Garcés Bar Sotol realizará a partir de hoy y hasta el próximo sábado un taller de fotografía impartido por Mark Powell con sesiones de 4 horas durante 4 días.

El fotógrafo Miguel Espino indicó que más allá de concentrarse en este espacio comercial, los asistentes al taller realizarán recorridos por el centro histórico de la ciudad para poder realizar instantáneas a edificios y sitios emblemáticos de la ciudad.

En el ejercicio de Mark Powell se combina el activismo al trabajar con sectores vulnerables, pero de igual forma pretende capacitar a profesionales de la fotografía.

Vamos a empezar jueves y viernes de 5 a 9 de la noche, son 4 horas cada día, son 4 días para un total de 16 horas“.

Aquí la idea es trabajar con Mark, aprender su técnica de fotografía de calle, no nos enfocaremos en aspectos técnicos de manejo de cámara, sino más bien a generar obra siendo más conscientes de lo que tenemos en el entorno“, explicó Espino.

Sin pretender hacer foto documental, lo que busca es poder lograr desarrollar una historia visual que sea la voz personal de cada uno de los fotógrafos.

Miguel Espino detalló que las sesiones del sábado y domingo se realizarán de diez de la mañana a dos de la tarde.

Cultura: Lilia Ovalle. – Cortesía: Milenio Torreón.

Posted in Miguel.Espino, nota de prensa, Prensa/Medios.

webmaster

Armando Grescas, es administrador del sitio y editor de las publicaciones. Es egresado de Sistemas, admirador del arte y devoto de la fotografía. Colabora en diversos sitios, entre ellos los sitios hermanos ƒLaguna.org, TRES11.com.