colectivo-dirigido-miguel-espino-laguna

Fotografía de colectivo de niños laguneros llega a Argentina

El colectivo semillero ‘Huitzilli’, dirigido por el fotógrafo Miguel Espino, celebra el Día Mundial de Fotografía apareciendo en el Salón de Asombro Estenopeico (SAE) 2020.

Colectivo dirigido por Miguel Espino en La Laguna

El trabajo que realiza Miguel Espino como maestro en el Semillero Creativo de Fotografía de Gómez Palacio “Huitzilli” junto a Esther Yee González, promotora de Participación Infantil y Juvenil, ha rendido frutos de múltiples maneras, pero hoy que se festeja el Día del Fotógrafo, comparten que su semillero y el mismo maestro aparecen en el Salón de Asombro Estenopeico (SAE) 2020.

“Una imagen nos transportó hasta Argentina para participar en el libro virtual que se compartirá próximamente para difundir y estimular la creación de la fotografía estenopeica. Muchas gracias al Salón Asombro Estenopeico como también al Colectivo Asombro y la Cooperativa de la Imagen”, refirió Miguel Espino. El SAE fue creado como un homenaje a Jorge H. Álvarez, fotógrafo experimental conocido como Asombro Estenopeico, considerado un referente insoslayable para difundir la obra de todo amante de la fotografía estenopeica, quien además incentivó la práctica y la investigación a través del trabajo colectivo. 

Salón de Asombro Estenopeico

La convocatoria se publicó el pasado 3 de junio organizada por el Colectivo Asombro y Cooperativa de la Imagen. Y aunque reseñaron que la pandemia afectó la actividad el Colectivo Asombro decidió que el Salón Asombro Estenopeico convocara únicamente de manera virtual, sin una muestra física como es lo habitual en sus ediciones. Entre sus objetivos se refiere la difusión y el estímulo de la fotografía estenopeica como disciplina artística, para lo cual, entre muchas otras actividades, promociona la edición de un libro, en este caso virtual, que se compartirá en una plataforma a confirmar, que contará con una obra de cada participante. Por lo que se refiere al Semillero Creativo de Fotografía de Gómez Palacio “Huitzilli”, este tiene antecedentes en un taller que el maestro Espino realizó en la colonia Chapala, considerada como una de las más conflictivas del municipio de Gómez Palacio, en Durango. 

Fotografía de Huitzilli seleccionada por el Salón de Asombro Estenopeico (SAE) 2020. (Cortesía Colectivo Huitzilli).

Esta propuesta a pesar de los obstáculos que debió sortear, ahora se mantiene en el Centro Comunitario del DIF municipal, donde los adolescentes comenzaron a trabajar con cámaras estenopeicas realizadas con botes de avena, lo que los puso en la mira del gobierno de la República, que los insertó a un modelo de cultura comunitaria denominado Semilleros Creativos.

La calidad de sus trabajos, el deseo de aprender cosas nuevas y la cohesión que se logró en el propio grupo los hizo alzar el vuelo alcanzando a presentar sus fotografías en una exposición colectiva en la Ciudad de México en noviembre del año anterior, siendo parte de un magno encuentro en el Auditorio Nacional que se denominó “Tengo un Sueño”.

Los chicos conocieron a su maestro siendo algunos de ellos aún niños. Y aunque el taller se ideó como una estrategia de acercamiento a la cultura popular, el trabajo de Espino y de Yee les permitió primero salir de sus sectores habitacionales para conocer museos, plazas comerciales, universidades e incluso el Territorio Santos Modelo, sitios a los cuales nunca habían visitado.

Niños trabajando en el semillero creativo juvenil Huitzilli. (Cortesía Facebook).

La ambición de estos formadores ha llevado a los muchachos aún más lejos con sus botes de avena y sus fotografías estenopeicas pues han visitado otros estados y se subieron al avión por primera vez para visitar la capital de la República.

Del entretenimiento sano a la formación, los han proveído con teoría y práctica fotográfica, ofreciéndoles capacitaciones además con otros profesionales de la lente como Mark Powell quien realizó una residencia artística durante una semana en el Colectivo Comunitario de Fotografía de Gómez Palacio, bajo la dirección de Miguel Espino.

Cortesía: Lilia Ovalle / Milenio Laguna